Nuestra filosofía

Cucuco: simple toys, deep games

Juguetes sencillos, juego profundo.

En el equipo de Cucuco llevamos más de 15 años dedicándonos a la educación, la infancia y la innovación pedagógica. A lo largo de este camino hemos ido ofreciendo a los niños/as muchos tipos de materiales y juguetes, lo que en ocasiones ha sido una dura tarea de ensayo error que ha pasado por realizar inversiones económicas poco fructíferas, o por preparar espacios de juego con mucha ilusión desacertada que han acabado provocando situaciones frustrantes.

Con este “laboratorio del juego” hemos podido comprobar que ciertos materiales y juguetes están más acorde con los ritmos y los procesos naturales de descubrimiento y maduración de los peques, y hemos ido seleccionando aquellos más significativos y hermosos, creando un abanico de juguetes de madera de gran calidad y con un enorme valor pedagógico.

Cucuco nace para poner al alcance de las familias la selección que consideramos acertada, de un modo sencillo y cómodo. Libre de estereotipos de género o edad, y vacíos de simbolismos externos, para que sean ellos/as quienes den significado a su propio juego

coche-y-herramientas-de-madera

Hemos categorizado el catálogo según las inteligencias múltiples implicadas principalmente en cada juguete. Obviamente hay muchas inteligencias en funcionamiento a la vez, y es difícil simplificar el complejo proceso mental de juego asignándole una o dos inteligencias operativas. Pero hemos destacado las principales a fin de elaborar un catálogo de búsqueda sencillo y ordenado.

De este modo si observamos, por ejemplo, un interés claro de nuestro peque por la música o queremos reforzar su talento musical, iremos a la categoría “Inteligencia musical” para ver aquellos materiales cuya inteligencia implicada de forma más significativa es esa. Aunque por supuesto no es la única inteligencia implicada en dicho material, ni son los únicos materiales en que estaría implicada. Pero sí los mas significativos.

Esperamos que os sirva para ir construyendo en casa un espacio de juego significativo, ordenado, natural, cálido y acorde a los talentos e intereses de vuestros/as peques. Si el material es acertado, el espacio de juego funciona.

 

¡Un abrazo y a jugar!