Publicado el

Presentamos el cepillo de dientes natural

¿Te has parado a pensar cuánto plástico consumes en casa con objetos tan cotidianos como un cepillo de dientes? Vivimos en una sociedad que cada vez consume más y de forma más rapida, y a menudo no pensamos en que lo que traemos a casa puede no ser lo más indicado.

El plástico es un material con muchas ventajas:

-Es barato.
-Fácil de replicar (y todas las copias son idénticas).
-Y es fácil de colorear para que sea agradable a la vista.

Pero el plástico también tiene sus inconvenientes:

-Se fabrica con petróleo (un recurso natural muy escaso), mediante procesos químicos y de alto impacto contaminante.
-Es unifuncional. Las cosas fabricadas con plástico solo sirven para aquello que fueron creadas.
-Es una pesadilla a nivel medio ambiental, ya que su descomposición puede durar hasta quinientos años.

¿No sería mejor buscar alternativas que sean sostenibles y no perjudiquen al medio ambiente? Nosotros creemos que sí, y tenemos una: El cepillo de dientes biodegradable.

cepillo de dientes natural

El mango está fabricado con bambú y las cerdas con nylon, de manera que tiene un impacto ecológico mínimo, ya que todo son materiales naturales. Ambos componentes son antibacterianos e hipoalergénicos. Además, cada cepillo tiene unas “marcas” distintas que le proporciona la propia madera, y lo convierten en un elemento único. Incluso la tinta con la que están rotulados es natural y ecológica.

¿Necesitas más ventajas? Pues te lo enviamos a casa gratis 😉 Y es que el cepillo de dientes biodegradable no tiene gasto de envío alguno. Ni la versión infantil, ni la de adultos.

¿Por qué hay un cepillo de dientes en una tienda de juguetes?

Los materiales de Cucuco no son sólo juguetes. Son herramientas para el aprendizaje, el desarrollo y el crecimiento, (tanto personal como emocional) de los más pequeños. Y un cepillo de dientes puede ser perfectamente una de estas herramientas.

-Por un lado, podemos empezar a inculcar a los niños/as el hábito de la higiene bucal, y la importancia de ésta para su propia salud. Lavarse los dientes puede ser una rutina divertida, como una parte más del proceso de la comida.

Sobre todo si se hace con mamá o papá. Los niños y niñas aprenden por modelaje de los adultos. Aquello que tú hagas, tu peque lo querrá imitar. Si te peinas el pelo, te maquillas la cara o te lavas los dientes, tus hijos/as van a aprender de tu ejemplo y lo van a copiar.

Nosotros te animamos a que después de cada comida, toda la familia se vaya al cuarto de baño y, cepillo de dientes en mano, comparta una actividad entretenida, sana e higiénica.

-Por otra parte, ponemos en manos del niño un objeto cotidiano que ya conocerá perfectamente, pero esta vez fabricado en cálida madera, de grosor y peso distintos al cepillo de dientes de plástico. Esto le ayudará a entender que los objetos pueden ser de diferentes formas y materiales, y le ayudará a desarrollar el pensamiento alternativo.

Cuanto más natural es el objeto que los niños manipulan, más información les transmitirá (por eso una piedra, un palo o un puñado de tierra, suelen ser tan valiosos para nuestros peques).

-Además, mandamos un mensaje de cuidado con la naturaleza y respeto al medio ambiente desde una edad muy temprana. Desde pequeños les enseñamos que no se debe dañar a los animales o las plantas. ¿Por qué no enseñarles que tampoco se debe dañar el planeta?

Si además de entregarles su cepillo de dientes biodegradable, les hablamos de la importancia de los materiales sostenibles y de intentar no contaminar, estaremos creando conciencia ecológica desde la primera infancia, y los que son niños hoy, serán adultos responsables mañana.

Y aún no hemos llegado a la mejor parte…

¿Sabes qué pasa con un cepillo de dientes biodegradable cuando deja de ser útil? Pues que puedes enterrarlo en una maceta, en el patio de casa o el jardín, y se convertirá en abono para las plantas.

Sin duda será una experiencia fantástica para llevar a cabo con los peques de la casa… les ayudará a entender los procesos naturales, se podrán despedir de su cepillo, y sabrán que esa planta que a diario ven en casa, ahora está más grande y más fuerte gracias a su cepillo de dientes. Una actividad divertida, educativa y con un mensaje profundo que quedará en los niños para el futuro.

¿A qué esperas para dejar atrás el plástico y empezar a usar un cepillo de dientes natural? Nosotros ya lo hemos hecho 😉